Sol tiene casi 30 años y su vida sentimental es una montaña rusa. Ya era catastrófica, pero, como siempre se puede ir a peor, entra en crisis después de pasar una noche de loca pasión con el que parecía, una vez más, el hombre de su vida, pero que resultó ser el hombre de la vida de su esposa.

Para acabar de rematarlo (nunca mejor dicho), Aitor, su comprensivo psicólogo, la única persona que le ayuda a mantener su fe en el género masculino, muere repentinamente, dejando a su cargo una estrambótica misión: deberá buscar y entregar las cenizas de su terapeuta a la que fue su único y auténtico amor de juventud. ¿Lo conseguirá? ¿Encontrará el amor por el camino?

Aquí os dejo el primer capitulo de esta historia divertida y fácil de leer, la mejor frase del libro y que lo describe bastante es “Hay tantas formas de amar como personas en el mundo ” 

Si después de leerlo te gusta, puedes conseguirlo desde aquí...

 

Anuncios