“Mi padre, el más bueno de todos los padres que he conocido en mi vida, no se casó hasta los treinta y seis años con mi madre, que tenía veinticinco. Mi hermana Margot nació en 1926 en Alemania, En Francfort del Meno. el 12 de junio de 1929 le seguí yo”
Ana Frank.

El 12 de junio de 1942  Ana recibe como regalo de cumpleaños un diario, que poco se imaginaba entonces que seria el diario mas leído en todo el mundo.
Unas semanas mas tarde estaría oculta junto a su familia en la parte de atrás de la vivienda-taller que tenían a orillas del canal Prinsengracht.
No voy a resumir  lo que Ana describe en su diario porque creo que todos ya hemos leído el libro. Pero si que voy a transcribir unas frases de personas cercanas a ella que me parecen curiosas y están publicadas en el libro “Ana Frank, una historia vigente” publicado por el museo ” la casa de Ana Frank”
Miep Gies
Durante la guerra, los judíos fueron ayudados por unas pocas personas corrientes no judías que tuvieron una gran notoriedad y que muchas veces se jugaron la vida por ayudar.
Una de ella fue Miep Gies trabajadora del padre de Ana Frank y la que conservo el diario cuando la familia fue capturada.
“Otto Frank  respiró profundamente y me dijo: ” Miep, ¿Estas dispuesta a hacerte cargo de la responsabilidad de cuidarnos mientras estemos escondidos? “Naturalmente, ” le contesté. Sólo una o dos veces en la vida, dos personas se miran con una mirada que no puedes describirse con palabras, La que intercambiamos fue una de esas miradas”
” No soy ninguna heroina, sino una persona normal y corriente. Sólo estuve dispuesta a hacer lo que se me pidió y lo que en ese momento me pareció necesario.” Miep Gies.
Hannah Goslar
Hannah es una compañera de colegio de Ana que volvieron  a reunirse en e campo de concentración de Bergen-Belsen
“En Bergen-Belsen nos volvimos a encontrar… No era la misma Ana que yo había conocido. Estaba quebrada… Fue terrible. En seguida se echó a llorar, y me contó: ” He perdido a mis padres…” Muchas veces pienso que sí Ana hubiera sabido que su padre aún vivía, habría tenido mucho más fuerzas para sobrevivir.”
Otto Frank
Su padre llega a Amsterdan el 1 de junio de 1945 y es cuando se entera que los álbumes de fotos de la familia y el diario de su hija no se han perdido.
Otto lee el diario de su hija y decide realizar su deseo, y aunque a principio le costo encontrar un editor. Finalmente publica el Diario de Ana Frank en 1947.
Otto Frank recibe miles de cartas “ y al final de mis cartas suelo ponerles: “Espero que el libro de Ana te inspire el resto de tu vida y que te impulse a luchar, en la medida de tus posibilidades y dependiendo de las circunstancias, por la paz y la solidaridad”.

Podéis visitar la casa de Ana Frank desde aquí

conclusión:
A pesar de todo lo leído en el Diario, en nuestra sociedad  todavía hay personas que son intolerantes con los demás y que piensan que están por encima de ellas por el simple hecho que estas tenga diferentes ideas políticas, actúen o sean diferente a ellas.
Tendríamos que mirar mas el pasado para evitar y aprender de los errores.

Si queréis conseguir el Diario de Ana Frank podéis comprarlo aquí

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.