A fuego lento

Anna Casanovas –  2009

(Hermanos Martí 2)

 

A fuego lentoSinopsis

Guillermo está cansado de aviones, de hoteles, de cambios horarios… Se está planteando darle un giro radical a su vida y dedicarle más tiempo a su familia, a sus amigos… y quizá al amor. Sin embargo, de momento tiene que seguir adelante con su trabajo e instalarse en Nueva York durante un tiempo.

Emma ha sacrificado muchos de sus sueños por convertirse en una buena doctora, pero ahora siente que ha llegado el momento de retomarlos; así que decide dejar el hospital en el que trabaja y matricularse en la escuela de cocina más prestigiosa de Nueva York.

Juntos vivirán una dulce historia de amor, pero los secretos y los temores se interponen entre ellos y Guillermo regresa a Barcelona para comenzar su nueva vida en solitario… ¿Logrará el tiempo unir lo que separó el miedo?

 

Opinión personal

Me encanta la serie y la autora se supera con cada libro. Este segundo me ha gustado mas incluso que el primero.  Ya no os cuento el tercero y cuarto…. Esperemos que continúe con un quinto

 

Música relacionada con la novela

  • ¡El fantasma de la ópera!—lo interrumpió Emma al ver los rótulos luminosos. Guillermo supo que había acertado—. ¿Vamos a ver El fantasma de la ópera? ¡Dime que sí!
    —Sí —respondió
  • Se pasó tres horas corriendo por la ciudad con The Cure …
  • …y Depeche Mode sonando en el ipod. Correr lo ayudaba a pensar, siempre lo hacía.

Más datos relacionados con la novela

  • Después de visitar el Empire State, Emma cogió su guía y decidió ir a la estación de trenes de Grand Central y comer en uno de los restaurantes de allí.
  • La joven se paseó por la terminal durante mucho rato, maravillándose tanto por su arquitectura como por la gente que transitaba por ella. Cuando salió, optó por caminar hasta el Rockefeller Center (…)
  • Tras pelearse por pagar, pelea que ganó Guillermo argumentando que, si no lo hacía, su madre renegaría de él, caminaron hasta una de las muchas entradas que tenía Central Park y se sentaron en un banco. Comieron más o menos en silencio, relajados.
  • Empezaba a arrepentirse de haberlo hecho. Emma se había pasado toda la tarde paseando por la Quinta Avenida, entusiasmada por recorrer aquella calle que salía en tantas películas.

  • Estoy delante de una enorme tienda de juguetes. Esa que sale en la peli de Big —explicó Emma mirando el rótulo de la entrada.
    FAO, sé dónde está. Está a sólo dos manzanas de mi oficina. No te muevas, llego en cinco minutos.
  • El Museo de Historia Natural la había fascinado. La parte dedicada a los dinosaurios era espectacular, pero lo que más le gustó fue que el lugar estaba lleno de niños.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s