Olivia Ardey  – noviembre 2013

Doce campanadas y un besoSipnosis

En la boda de Celia y Álvaro uno de los invitados no parece disfrutar del momento… Diego ha vuelto a Tarabán para empezar de nuevo. Viudo y con dos niñas, es demasiado joven para vivir de recuerdos pero su trabajo como veterinario rural y su agotador día a día de padre en solitario no le dejan ni el tiempo ni las ganas de volver a enamorarse. El mismo día del enlace más esperado en el pueblo, tropieza con una rubia agente de la guardia civil con muy malas pulgas y muchas ganas de poner multas, que pondrá su vida del revés. Vanesa es un soplo de aire fresco, desafío y pasión, suave como una mariposa y dura como el acero. El amor llega como un regalo inesperado pero Vanesa ha escogido una profesión de alto riesgo. Diego ya sabe lo que perder a la mujer que ama, y el miedo a tener que pasar de nuevo por lo mismo pondrá las cosas aun más difíciles. Aunque, quién sabe, quizá hay que creer en la magia de la última noche del año…

Opinion personal

Bueno, para mi gusto flojo, previsible …  tiene otros libros que están mucho mejor. Le falta un poco de chispa. Es la continuación de la historia empezada con “Besáme y vente conmigo” pero aunque salen los mismos personajes, estos pasan a ser secundarios.

 

Música relacionada con la novela

No habla de ningún titulo en especial

Pablo Alborán-


Daddy Yankee



Mas datos sobre la novela

Peñíscola


Vanesa fue con ellos, cuando Diego decidió llevarlas hasta Alcañiz a comer al Burger King como premio por las sus buenas notas de Laura.

Y también fueron juntos de excursión a Dinópolis

Anuncios